• 17
    feb

El Mercado Central de Valencia, un rincón de sabores, colores y olores

Ya sabemos que nuestra ciudad es rica en gastronomía, en productos e incluso en joyas arquitectónicas, y el Mercado Central de Valencia es un gran ejemplo de todo esto. Una construcción que hace apenas 3 meses cumplió 100 años de historia y que se ha convertido en el mayor centro de Europa dedicado a la especialidad de productos frescos.

 

Es uno de los monumentos de Valencia que más visitas turísticas recibe, y es que nadie quiere perderse esa gran variedad de sabores, colores y olores que ofrecen todos y cada uno de los productos de nuestra comunidad, que allí se venden. Lo forman más de 300 comerciantes que promueven la actividad agrícola y ganadera de nuestra ciudad, ofreciendo sus mejores productos cada mañana de lunes a sábado. Y es que quién no se ha perdido por sus calles, observando los colores de la fruta y de los zumos, con ese olor a calabaza asada o a pescado fresco, recién cogido, o viendo cómo turistas se paran en cada rincón para sacar una instantánea, o para escuchar el ambiente tan distendido y amigable que hay siempre entre vendedor y comprador. Por no decir, las actividades que habitualmente se organizan aprovechando fechas especiales como Navidad o Fallas.

 

En La Pitusa nos consideramos fans absolutos de este mercado, por ello nos sentimos orgullosos de decir que nuestros platos están elaborados con productos frescos que cada mañana compramos aquí, por eso pensamos que la cocina de mercado y la comida mediterránea han de ir siempre de la mano. Los valencianos tenemos una de las grandes joyas arquitectónicas y gastronómicas de Europa y tenemos que aprovecharlo.

Leave a Comment